Tras el estreno de un drama de época como es Macbeth en 2015, Marion Cotillard repite escenario y género en 2016 con la cinta basada en la novela de Milena Agus, Mal de Pierres. El sueño de Gabrielle (Mal de Pierres) relata la historia de una mujer poco sociable que termina casándose por conveniencia con un humilde albañil, y que más adelante conocerá durante su internamiento en una clínica para curar el dolor de piedras del riñón que sufre, a un enfermo que le cambiará la vida.

Álex Brendemühl y Marion Cotillard en una secuencia de la cinta

Con una narración completamente lineal que no cambia su ritmo en ningún momento del largometraje, esta directora francesa nos presenta una historia de amor atípica en donde la inusual pareja de amantes no llega a convencer en la pasión y el amor verdadero que tantas otras películas de época han sabido retratar. Sin embargo, la notoriedad de su actriz principal (Marion Cotillard) y la del actor que la acompaña (Álex Brendemühl), es la que hará que aquellos que sucumben a los dramas románticos de época puedan continuar viendo esta cinta que no llega a convencer, pero que ofrece unos personajes peculiares que están brillantemente interpretados por esta pareja de actores.

Nota: 4/10