Cortometraje brasileño dirigido por Jorge Furtado que describía en el año 1989 la situación que la población brasileña estaba sufriendo, y que desgraciadamente, hoy en día siguen sufriendo la mayoría de los países. Un cortometraje muy explicativo tanto por imágenes como por las palabras del narrador de la miseria que sufre una gran parte de los seres humanos en todo el mundo. A continuación podéis verlo:

 

No creo que sea necesaria ninguna explicación ni comentario tras lo bien descrito que está el problema que sigue persiguiendo a los seres humanos cuando la tecnología va en aumento y nuestros cerebros van a la baja.

Me quedo con unas palabras del propio corto con las que debemos reflexionar:

“Lo que coloca a seres humanos después de los cerdos en la prioridad de elección de alimentos es el hecho de no tener dinero ni dueño. El ser humano se diferencia de los otros animales por tener el encéfalo altamente desarrollado, por el pulgar oponible y por ser libre. Libre es el estado de aquel que tiene libertad. Libertad es una palabra que el sueño humano alimenta, que no hay nadie que la explique y nadie que no la entienda.”