La recomendación de hoy es la de un drama romántico tremendamente ochentero pero con una historia realista que llega al espectador gracias sobre todo a la química entre los dos personajes protagonistas (quizás el hecho de que en aquella época también saliesen juntos en la vida real ayudó mucho a escenificar y mostrar esas idas y venidas que tiene una pareja).

Hijos de un Dios Menor es sin duda un film que refleja los comienzos de una historia de amor y la consiguiente rutina de una pareja, resaltando los problemas de la convivencia y las notorias diferencias existentes entre una persona sorda y su pareja.

William Hurt está sublime, destacando con un papel en el que muestra su lado más irónico y a la vez más tierno, y por el que debo decir, es inevitable no enamorarse de él.

James Leeds (William Hurt): “You are the most mysterious, beautiful, angry person I have ever met… I am falling in l— Sarah. Sarah! I am falling into the pool with you!” 

Y es su personaje de profesor paciente y luchador el que deja una escena memorable en la historia del cine, en donde enseña a una de sus alumnas sordas la letra de la canción de Michael Convertino “Boomerang”, para que ella pueda aprender a escucharla, a sentirla y a cantarla. ¡Es simplemente fantástica!

http://www.videodetective.com/movies/ser-god-boomerang/435736children-of-a-les