Una nueva temporada de Anatomía de Grey ha terminado, concretamente la temporada 12, y para no perder las viejas costumbres de la serie en las que en los finales de temporada sucedía una gran tragedia, esta vez Shonda Rhimes ha querido dividir la gran tragedia en pequeños dramas que afectan a todos y cada uno de los personajes de la serie.

En esta temporada el dramatismo de cada historia ha sido tal, que para poder darnos cuenta de lo verdaderamente dramática que puede llegar a ser una final de temporada de Anatomía de Grey (también podría valer un capítulo cualquiera porque sobre todo este año ha estado repleta de tragedia, y podríamos incluso decir que han hecho dramas por encima de sus posibilidades), voy a enumerar aquí las desgracias que vivimos en los 42 minutos que dura el capítulo 24, el último de la temporada.

  1. La boda de Emilia. La hermana del ya fallecido Derek Sheperd empieza el día llorando porque su familia no quiere ir a su boda y su hermano no está para llevarla al altar. Por si no fuera suficiente, duda de si quiere casarse con su prometido (algo influenciada por Meredith, la verdad) y huye de la boda.
  2. Karev y la negación de su novia a casarse con él por segunda vez que vemos en el penúltimo capítulo hace que éste decida marcharse de casa.
  3. La novia se emborracha con su amiga por haber dicho que no a Karev en su petición de matrimonio mientras llora y le cuenta lo triste que está.
  4. La amiga de la novia e interina debería estar mucho peor que ella ya que su novio no sobrevivió a una operación, pero aparentemente ella no es tan principal en la serie como para embadurnarnos más en su tragedia.
    Justin Chambers, Sara Ramirez, Camilla Luddington y Kelly McCreary
  5. April se pone de parto en casa de Meredith (un lugar que durante todos estos años ha vivido el sufrimiento de diversos personajes de la serie). El momento más doloroso sin duda del capítulo con el interino rajándole la tripa con un cuchillo sin al parecer ningún tipo de anestesia porque si no lo hacen pronto el bebe puede morir. Todo ello lo hace en la mesa de una cocina con el poco material que tiene y la mera presencia del interino como la única persona que puede atenderla y que puede hacer que April muera si no lo realiza correctamente.
  6. La única paciente que vemos en este capítulo en el hospital Seattle Grace es el caso de una mujer con demencia que ha apuñalado sucesivamente a su hijo cuando éste entró a su casa por no recordarle y pensar que el hombre le iba a hacer daño.
  7. La lluvia que acompaña este día con todos estos acontecimientos y que parece el diluvio universal y predice las numerosas tragedias.
  8. La angustia del novio cuando se entera de que su prometida ha huido.
  9. El momento del parto, ya se que lo he mencionado anteriormente pero es tan doloroso ver esa escena que debe recalcarse. Afortunadamente tras la escena del corte en la tripa deciden no continuar, pero aún así la angustia se palpa en el ambiente.
  10. Ese momento en el que el otro interino intenta ayudar a la novia de Karev que está borracha y la lleva a casa, ella se desnuda para meterse en cama y ambos se caen a la cama en el momento en queaparece Karev en la casa y su reacción es la de darle puñetazos sin parar.
  11. Meredith Grey. La gran protagonista, y ese personaje que incluso cuando podía haber ya superado sus múltiples tragedias, sigue regocijándose en ellas y haciendo de su vida una tragedia en sí misma.

Todo este dramatismo se muestra en 37 minutos de capítulo y sin embargo, sólo nos dejan 5 minutos de final feliz en el que nos muestran que el bebé y la madre están a salvo, Miranda y su marido se abrazan tras lo ocurrido, también lo hacen Callie y Arizona cuando llegan a un acuerdo, y finalmente la novia va hacia el altar para casarse. ¿Un capítulo muy descompensado y que deja un sabor de boca muy agridulce no, Shonda Rhimes? Aunque con semejante audiencia cuando es una serie que lleva 12 años llenando de desgracias los jueves por la noche americanos (viernes en España), esto es probablemente lo que la misma audiencia estaba pidiendo.