‘I love you acres and acres’ (Te quiero por siempre jamás)

A pesar de ser una película realizada en el año 2016, en España llega a los cines con dos años de retraso la segunda película del director Niall Johnson, que describe la propia experiencia personal de una familia inglesa. Cuando yo no esté (Mum’s List, Johnson, 2016) relata la historia de una pareja inglesa que tras recibir la noticia de que ella tiene cáncer de mama, deberán hacer frente a la enfermedad entre toda la familia. La película se basa en el bestseller escrito por el propio marido Singe Greene, quien detalla la lista de los consejos y deseos que le dejó su mujer para que cuidara de sus hijos y restableciera su vida tras la desaparición de su mujer.

Cuando yo no esté utiliza flashbacks al pasado de la pareja para que conozcamos su historia de amor y nos enamoremos de un romance de película que intenta con ello suavizar el peso del drama. El largometraje se mueve a través de continuos saltos en la trama relatando distintos momentos de la vida de la familia, y mostrándonos con imágenes algunos de los deseos de la lista que ella escribió a su marido y que se fueron haciendo realidad.

Rafe Spall y Emilia Fox en una imagen de Mum’s List

Este drama explica en primera persona la lucha contra el cáncer de mama y los peligros de la quimioterapia y radioterapia en la batalla contra la enfermedad, recordándonos la importancia de disfrutar cada día de esos pequeños momentos a los que muchas veces no damos la importancia que tienen. Con buenas interpretaciones de los actores protagonistas, parece que el mayor problema que tiene Cuando yo no esté es el exceso de canciones en su banda sonora, que se muestran en cada una de las secuencias y que en ocasiones consiguen distanciarnos de la historia real, recordándonos que estamos ante una película. En cualquier caso, merece la pena ver este largometraje repleto de sensaciones y vida y con él escuchar canciones como la versión que hizo James Morrison de la canción de Simple Minds, ‘Don’t you (forget about me)’ y que aparece en una escena clave de la cinta.

Nota: 8/10