En una semana en la que puede que finalmente sepamos si se lleva a cabo la decisión tomada en junio de 2016 en la que tras el referéndum convocado en Reino Unido, casi diecisiete millones y medio de votantes eligieron la salida del país de la Unión Europea, HBO ha estrenado Brexit: la guerra incivil (Brexit: The Uncivil War, Toby Haynes, 2019), un telefilme en el que el estratega británico y director de campaña de Vote Leave, Dominic Cummings explica cómo consiguieron posicionar a favor a una parte de la población para que el Reino Unido abandonara la Unión Europea.

“Todos saben quién ganó pero no todos saben cómo”, así comienza en boca del actor Benedict Cumberbatch una cinta que se basa en hechos reales pero que también nos indica que ha realizado adaptaciones de esos hechos por el bien de la narrativa. Con dudas de si lo que vamos a ver es otra campaña dentro de las propias campañas que se hicieron y que aún no han cerrado una de las cuestiones más transcendentales que va a tomar el Reino Unido, nos adentramos en la vida y en el pensamiento del propio Cummings en una historia que mezcla intriga y drama a partes iguales.

Benedict Cumberbatch en una imagen del telefilme

Con un tono irónico que aporta Cumberbatch tras el lado más inteligente de Cummings y un ritmo dinámico que permite que una historia de estrategas, empresas privadas y políticos no logre aburrir al espectador, Brexit: la guerra incivil aporta un interesante punto de vista sobre los días que precedieron al referéndum británico desde la formación de la campaña que apoyaba la salida del Reino Unido. Con una visión más profunda sobre el bando ganador, la película de Toby Haynes demuestra finalmente que ambos grupos de campaña hicieron todo por conseguir sus propósitos sin tener en cuenta las leyes electorales existentes.