Tras el estreno en la plataforma Filmin de la primera parte de Sangre y dinero (D’argent et de sang, Xavier Giannoli & Fréderic Planchon, 2023), llega la segunda parte que completa la primera temporada y que está compuesta por seis episodios en los que la misión del juez es encontrar la conexión entre estos tres delincuentes y las cuentas bancarias fantasma para poder probar los delitos. El nivel de riqueza que han adquirido estos ladrones es tan alto que llega a ser insultante. Los tres estafadores son un ejemplo de lo peor que puede componer la sociedad, y la pregunta que muchos se harán viendo esta serie es, ¿convertirá así el dinero a los multimillonarios del mundo?

En esta segunda parte seremos testigos de la opulencia y frialdad que desprenden estos tres franceses multimillonarios, y también seguiremos viendo la mano izquierda del juez en la investigación para conseguir culpabilizarles de la estafa millonaria. Estos últimos episodios se centran en describir cómo son los ladrones, y relata con todo detalle las vidas que tienen y los alardes que hacen de su abundancia en las redes sociales. El constante despilfarro de dinero y la ostentación con la que funcionan, comprando incluso a la gente que les rodea como si se tratara de objetos que usan a su antojo, se remarca ahora mucho más. Y de nuevo, la obsesión del magistrado con el caso, que lleva a ocuparle la mayor parte de su tiempo, aunque el tema familiar da un nuevo giro en estos últimos episodios.

Si la primera parte de la temporada Sangre y dinero nos enganchó a todos con un thriller desenfrenado (leer reseña pinchando aquí), la segunda parte sigue mostrando esos excesos en el vivir de estas personas, así como el culebrón en el que se convirtió todo ello. Y una vez más, consigue hacer que el espectador no deje de verla. Este «espectáculo de la vida falsificada», como bien describe el director de aduanas haciendo referencia a las vidas de los estafadores y la necesidad de tener y aparentar que poseen, es lo que describe en mayor medida esta segunda parte de la temporada, que termina así una serie que pone el foco en el thriller del relato, y en una historia basada en hechos reales que ya son sorprendentes de por sí, pero que la ficción sabe manejar de forma que todo ello sea una bomba que está a punto de explotar en cada episodio.