Los amantes de los dramas policiacos están de enhorabuena ya que la plataforma Disney+ acaba de estrenar Las largas sombras (Clara Roquet & Júlia de Paz, 2024), la adaptación de la novela de Elia Barceló que gira en torno a un grupo de amigas del colegio que vuelven a reunirse veinticinco años después, en un momento en el que además, se encuentran los restos de una compañera que desapareció en su viaje de fin de curso. El regreso a Alicante de una de ellas que es directora de cine y vive fuera de España hará que el grupo de amigas vuelva a reunirse, y el pasado salga a la luz continuamente.

Con un elenco protagonizado mayoritariamente por actrices, los seis episodios se relatan con una atmósfera de misterio que rodean a los hechos acontecidos en el pasado, y que el espectador irá conociendo con el desarrollo de las vidas de los distintos personajes y los flashbacks al pasado de sus historias. Secretos y misterios que suelen ir generalmente asociados a este tipo de género, y que se van descubriendo con una investigación policial centrada en unas mujeres que en su mayoría, pertenecen a un sector acomodado de la sociedad.

La imperfección dentro de la perfección de mujeres jóvenes y exitosas recuerda a series americanas como Big Little Lies (David E. Kelley, 2017), en las que las historias femeninas son las protagonistas de thrillers dramáticos en los que la amistad, la maternidad, los trabajos o las relaciones son temas que se unen al thriller o drama policiaco que llevan la línea principal de los relatos (leer reseña pinchando aquí). Aunque podríamos decir que es más de lo mismo dentro del género principal en el que se mueve, Las largas sombras es una serie entretenida que destaca por su composición, personajes e interpretación de todo su elenco.