Si bien en su primera temporada podíamos ver la crisis de una pareja de mediana edad que se reunía antes de sus sesiones de terapia en un bar, en esta segunda temporada son dos personas de avanzada edad las que inician un periodo de terapia con un especialista y son sus conversaciones previas en una moderna cafetería las que ocupan los diez breves episodios de su temporada. De nuevo, en la dirección está el también actor Stephen Frears y como guionista Nick Hornsby. Así, en la segunda temporada de State of the Union (2019) vuelven a destacar los brillantes diálogos y las fabulosas interpretaciones de su pareja protagonista.

Con una introducción que se repite en cada episodio que da comienzo así a cada encuentro en la cafetería a base de jazz y las vistas de unas calles repletas de coches y comercios, esta segunda temporada hace una analogía entre el café y la pareja que va en concordancia y evoluciona con bastante similitud a lo largo de los episodios. Un espíritu más revolucionario el de ella y otro más tradicional el de él conforman una pareja que ha perdurado durante décadas pero en la que una de las partes se replantea un cambio en su vida y está pensando en terminar la relación.

Brendan Gleeson y Patricia Clarkson en la segunda temporada de ‘State of the Union’

Dos formas de ser distintas que han convivido durante años y que ahora, cuando más tiempo tienen para estar juntos, uno de los miembros de la pareja cree que es mejor que hagan vidas por separado. Dos personalidades que nos resultan conocidas y que conforme vamos conociéndoles, se convertirán en cercanas y nos harán ver que cada uno tiene puntos de vista diferentes y no por ello mejores o peores. Esta segunda temporada de State of the Union conseguirá con sus breves episodios que veamos la evolución de los dos personajes principales, hará que la mirada del espectador hacia ellos también cambie y finalmente todos, tanto ellos como nosotros, terminaremos aceptando la realidad tal y como se nos presenta.